Páginas

miércoles, 22 de diciembre de 2010

Nuevo chip implantable en la espina dorsal bloquea el dolor crónico




Científicos han un pequeño chip, que implantado en la espina dorsal, bloquea las señales de dolor previniendo que lleguen al cerebro.

El sistema se denomina Implantable Neuro Sensing and Stimulation (INS2). El dispositivo identifica los nervios que transmiten dolor al cerebro y a través de un pulso eléctrico dirigido a estos consigue reducir su voltaje (superior a 10 v)  disminuyendo la sensación de dolor sin eliminarla del todo.Entre la múltiples aplicaciones aparte del dolor crónico, también puede ser usado para bloquear el dolor causado por nervios dañados o el producido por migraña. Es posible que también pueda ser de ayuda para los ataques epilépticos así como para los temblores producidos por el parkinson.

El chip es un poco más grande que una cabeza de alfiler y su batería, recargable de forma inalámbrica, es del tamaño de una tarjeta SIM. Puede ser configurado para bloquear distintos niveles de dolor.
Daylimail

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada